¿duermen las cucarachas?

 

Las cucarachas son nocturnas, así que si ves uno de estos insectos durante el día, significa que probablemente tenga sueño. ¿O quizás esté buscando un lugar oscuro para esconderse del sol? La respuesta es sí y no. Las cucarachas no pueden entrar en un estado de sueño prolongado como los humanos, sino que entran en breves períodos de descanso que pueden durar varios días. Cuando se sobresaltan, se asustan o se exponen a una luz repentina, las cucarachas reaccionan entrando en este sueño ligero durante unos 10 segundos antes de volver a sus niveles normales de actividad. En estos breves momentos, sus funciones fisiológicas se ralentizan y parecen casi dormidas. No entran en una especie de estado catatónico, sino que tienen una forma muy eficaz de descansar cuando las condiciones son adecuadas…
¿Qué es el sueño ligero para las cucarachas?
Cuando los humanos nos dormimos, entramos en un sueño prolongado que dura varias horas y que se interrumpe con periodos de sueño de movimientos oculares rápidos (REM). El sueño REM es cuando la gente sueña, y durante esta fase del sueño, el cerebro se vuelve extremadamente activo. Sin embargo, las cucarachas no tienen sueño REM; pueden entrar en un sueño ligero durante unos segundos que no genera el mismo nivel de actividad cerebral que el sueño REM. Las cucarachas pueden entrar en un sueño ligero siempre que quieran, pero lo hacen con más frecuencia cuando sus cuerpos están más fríos de lo normal. Al igual que muchos otros insectos, las cucarachas ralentizan su metabolismo cuando tienen frío, por lo que es habitual encontrarlas en lugares oscuros y frescos.
¿Por qué duermen las cucarachas?
El sueño es un proceso esencial para mantener la salud y el bienestar de los seres humanos. Los científicos siguen estudiando por qué los insectos, incluidas las cucarachas, duermen. Algunas de sus teorías son – El sueño restablece la energía metabólica: El sueño es esencial para restaurar la energía metabólica; por eso las personas suelen sentir hambre después de una siesta. Para los insectos, que tienen una alta tasa metabólica, la energía metabólica se agota aún más rápido, por lo que el sueño es una forma importante de restaurarla. – El sueño restablece la energía neuronal El sueño también restablece la energía neuronal, que es crucial para el buen funcionamiento del sistema nervioso y los músculos. – Dormir para sobrevivir: El sueño también puede ser un mecanismo de supervivencia, ya que permitiría a las cucarachas descansar y evitar a los depredadores, como los humanos.
¿Cómo es el sueño ligero de las cucarachas?
Cuando una cucaracha está en sueño ligero, no notarás ninguna diferencia en su comportamiento. El insecto seguirá correteando y caminando normalmente, sólo que con un ritmo metabólico más lento. Sin embargo, si pusieras un termómetro cerca de una cucaracha dormida, notarías una gran diferencia. Las cucarachas son de sangre fría y dependen de su entorno para regular su temperatura corporal. Al igual que los reptiles y los anfibios, cuando su entorno se enfría, su metabolismo se ralentiza para conservar la energía. Si la temperatura del entorno es de unos 70 grados Fahrenheit, por ejemplo, una cucaracha necesitaría utilizar alrededor del 80% de su energía sólo para mantenerse caliente. A 60 grados, necesitaría cerca del 98% de su metabolismo sólo para mantenerse caliente y viva. Debido a este gasto extremo de energía, las cucarachas suelen entrar en un sueño ligero cuando la temperatura circundante es de entre 75 y 78 grados.
El sueño prolongado de las cucarachas
Sin embargo, las cucarachas no entran en un sueño prolongado como los humanos. En el sueño prolongado, el cuerpo humano entra en un estado de reducción de la actividad metabólica y ciertos procesos fisiológicos se reducen o se detienen por completo. Las cucarachas no entran en este tipo de sueño porque no tienen la capacidad de desconectar completamente sus procesos metabólicos. En cambio, entran en un sueño ligero con una tasa metabólica más lenta, lo que significa que no se apagan por completo.
Conclusión
Las cucarachas son criaturas fascinantes que a menudo se presentan como plagas o invitados no deseados en nuestros hogares, pero también son increíbles supervivientes. Llevan en este planeta unos 350 millones de años y son capaces de sobrevivir en casi cualquier entorno. Estos resistentes bichos pueden vivir sin comida durante dos meses, pueden sobrevivir sin agua durante dos semanas y pueden mantener una temperatura interna constante de unos 86 grados Fahrenheit independientemente de la temperatura exterior. Las cucarachas también parecen tener una forma realmente eficaz de descansar, ya que pueden entrar en un sueño ligero cuando lo desean, reduciendo su ritmo metabólico.